benjaminescalonilla.info

 

Tajo

texto de benjamín Escalonilla, para el libro de fotografía de Javier García Bargueño "Tajo" (2018)

 

 

AYER:

me da miedo la noche / no estás sola / no es cuestión de soledades, es otra cosa / ¿qué cosa? / qué se yo qué cosa / llenas la noche / estoy sudando / quiero chuparte lo sudado / quita / tengo ganas de lamerte los ojos y las fosas y ese arco que forma tu nariz excesiva / ¡oye! / sorber tu oye y tu lengua húmeda y tus lágrimas / ¿qué lágrimas? / empaparte la boca con mis besos, sorber esos mofletes / Tengo sed / bebe de mí / me estás poniendo buena / rezuma mi lengua, se me calienta el hocico, no hay quien me pare / tienes mojada la barba, por favor / eres mi corazón, mi riego sanguíneo. Si te alejas, si no puedo tenerte dentro: seco: quedo sedimento: no hay: dejo de estar / vamos a beber / si sigo sintiéndome así durante mucho tiempo, reviento / no te preocupes, se pasa pronto / ¡nunca!, lo mío es eterno, tú no pasas, a diario te renuevas / estás más colgado que una paraguaya / ¿cómo es una paraguaya? / tráeme un algo, anda / no tengo un céntimo / no vales nada / Tú lo vales todo

 

 

HOY:

desasosiega / tú sí que desasosiegas / me da miedo la noche / tú sí que das miedo / estate quieto, no estamos solos / solo estás tu, que lo llenas todo / ay, quita / cómo quitarme si estoy dentro y dentro te tengo y / calla, he oído algo / mi humedad… / me ha parecido ver a alguien / …que atrae tu líquido o tu líquido que atrae mi humedad / vámonos / quedémonos / volvamos mejor mañana / lo eres todo

 

 

MAÑANA:

¿dónde estás? / . / no juegues conmigo / . / he venido a buscarte / . / antes te he confundido / . / me he encontrado con un perro y con un gato / ¡Uh! / ¡coño qué susto, ¿serás mamón?! / Eres mi vida / He venido a decirte algo / hablas sin necesidad de abrir la boca / Escucha… me gusta esto, aunque resulte desasosegador. Y me gusta la noche aunque de miedo. Y el frío húmedo. Y la gente que se pierde por aquí y los que no se pierden porque son habituales y los bichos y las ramas. Pero